Cluedo 2017 Resuelve el crimen: ¿Quién asesinó a la venta?

Cluedo 2017 Resuelve el crimen: ¿Quién asesinó a la venta?

Cluedo 2017 Resuelve
el crimen: ¿Quién
asesinó a la venta?

VENTAS

Un gran misterio rodea la muerte de una venta acontecida hoy en una prestigiosa mansión empresarial de esta ciudad.

La venta fue encontrada esta mañana a las 07:00 hrs. y se la halló tendida en el suelo, tras deslizarse fuera de la bandeja del fax. Todos  saben que el culpable se encuentra dentro del edificio, ya que sólo uno de ellos habría podido perpetrar tal barbarie productiva.

Tras la noticia del asesinato, han enviado a un inspector-consultor al lugar de los hechos, con el propósito de esclarecer el suceso y depurar responsabilidades.

Arthur, que así se llama  el inspector-consultor, ha convocado a todos los departamentos que integran la corporación en la sala de juntas de la décima planta. Al parecer existen fundadas sospechas de que algunos departamentos tendrían motivos para eliminar a la Venta, por lo que el inspector les inquirió a exponer a cada uno quién era para ellos el principal sospechoso.

Los sospechosos del “ventocidio” son: Comercial, Legal, Producción, Tramitación, Facturación y Gerencia.

Para Comercial, el principal sospechoso de este atroz crimen habría sido Tramitación. El cual había estado comentando a todos los demás, la poca cosa que era esa Venta y el desgaste que suponía para ellos mantenerla.

El arma utilizada habría sido dilatar siempre sus solicitudes, en post de otras Ventas más “cómodas” y  menos exigentes.

Tramitación se defendió de estas acusaciones, argumentando que aunque existían diferencias entre ellos, siempre habían finalizado todos los encargos.

Por su parte, Tramitación apuntó a que los retrasos más grandes, los habría producido Facturación, al no repasar las facturas emitidas y hacer que esta Venta, tuviese que hacer durante meses, turnos dobles para repasar la contabilidad que les enviaban.

La mirada inquisitoria de Facturación a Tramitación cortaba el aire de la sala.

Facturación reconoció que había dicho abiertamente al resto de la empresa, que una Venta con tan poca producción en sus facturas, no estaba a la altura de una organización como la suya.

Pero por otra parte, aunque reconocía los retrasos, actualmente las cuentas estaban cuadradas con esa Venta y no existía ningún motivo para asesinarla.

Según Facturación, no podía decirse lo mismo de Legal, ya que era pública y notoria su animadversión hacia esta Venta en concreto.

Facturación apuntó que el arma empleada muy probablemente, habría sido iniciar un pleito por varias facturas pendientes, sin haber ni siquiera tenido la cortesía profesional de contactar previamente con ellos.

Legal amenazó con plantear una querella a Facturación por difamación y se defendió, indicando que eso había ocurrido meses atrás y que precisamente no se llegó a juicio, porque efectivamente parte de las “facturas emitidas” no eran correctas y por tanto era legítimo que la Venta no pagara.

Por su parte, Legal tenía muy claro cuál era el principal sospechoso de aquel “ventocidio”.

Sin duda Producción había estado en contra de la llegada de esa Venta, desde el día que comercial la trajese por primera vez a la casa.

Producción no había parado de quejarse del bajo coste que esta Venta pagaba y de la excelencia en el servicio que pedían. Incluso existían varios mensajes, donde veladamente les indicaban, que si no rebajaban sus pretensiones, pedirían la “extinción” de la relación a Gerencia.

Producción se dirigió a Comercial y como si de Legal se tratase, le inquirió en modo “Fiscal”si no tenía nada que decir, ya que todo aquello había ocurrido por él, que fue quién había traído a la “Venta”.

Producción le recordó a Comercial, que hacía meses que no le prestaba ninguna atención y que ni le llamaba ni le escribí, casi desde el día que llegó la Venta a la casa.

A su entender, Comercial era quién más habría mostrado su desprecio hacia esta Venta, incluso se rumoreaba que estaba arrepentido de haberla traído, ya que le había supuesto varios enfrentamientos con Gerencia, por perder el tiempo con Ventas que eran de una clase inferior, a las que la casa estaba acostumbrado a relacionarse.

Comercial, con los ojos bañados en lágrimas, no podía creer que le acusaran a él de la muerte de la Venta.

Él, que había dado una oportunidad a esa Venta porque sabía que se merecía un mejor trato del que le habían dado hasta ahora otros proveedores, se encontraba acusado ahora de haberle dado muerte.

Comercial no pudo aguantar más y salió de la sala, no sin antes espetar a Gerencia, que la muerte de la Venta no habría sobrevenido, si Gerencia hubiese sido menos intransigente con sus exigencias clasistas.

Según Comercial, Gerencia se había empeñado en atender únicamente a selectas Ventas, que al final no les eran fieles y que tampoco les hacían más felices ni más ricos.

Tras la ronda de interrogatorios, el inspector-consultor redactó su informe pericial e indicó a quien atribuía la autoría del asesinato.

Aunque de momento no han habido detenciones, en las conclusiones del informe escribió: Todos la mataron y ella sola se murió. Y es que en muchas ocasiones, perder a un cliente no se debe a una única causa concreta, como tampoco el mantenerlo y hacer que su productividad crezca. Aunque esto último, nos cueste más aún si cabe, el reconocerlo.

Las empresas no están compuestas por departamentos estancos, y cualquier acción afecta al conjunto de la organización y a la relación que esta tiene con sus proveedores y clientes.

Al final todos acudieron al sepelio, incluso hicieron una colecta para comprar una corona de flores. En ella se podía leer:

“Descanse en Paz la Venta. Todas nuestras hipotecas te echaran de menos.”

Quieres recibir nuestra
Newsletter 
… y lo sabes

También te podría interesar

Si te gustó el Post. Compártelo.

10 aspectos a tener en cuenta para vender un “huevo” en tu empresa

10 aspectos a tener en cuenta para vender un “huevo” en tu empresa

10 aspectos a tener en
cuenta para vender
un “huevo” en tu empresa

ESTRATEGIA EMPRESARIAL

Lo determinante en cualquier organización es el volumen de producción que se obtiene.

No existe ningún otro parámetro tan relevante en una empresa, como su volumen de ventas y la rentabilidad que esta consigue.

En este post, encontrarás algunos de los aspectos que debes tener siempre en cuenta para conseguir VENDER UN “HUEVO” en tu empresa.

No pienses en qué vendes, sino en cómo podría consumir el cliente tu producto

Un huevo, puede ser un huevo frito, cocido, revuelto, una tortilla a la francesa, o junto a otro producto, una espectacular tortilla de patatas.

Reinventa tu producto

Hay clientes que necesitan decir que no han comido huevos revueltos, sino una espléndida y novedosa deconstrucción de tortilla a las finas hierbas.

Win Win

Ni tú regalas los huevos, ni el cliente pagará con uno de los suyos por tu producto. Establece desde el principio una equidad en la transacción que permita llevar a cabo el negocio.

No vendas tu producto, sino la sensación que obtendrá el cliente al consumirlo

A pocos clientes les apasionará oírte hablar de cascaras, yemas o claras. Pero seguro que sí de su textura, esponjosidad o sabor.

Vende, no esperes que te compren

El huevo es un alimento de consumo masivo, pero no olvides que nadie está obligado a comprártelos a ti. Siempre existen alternativas.

No te desmotives, vender no es despachar

Es irremediable que haya clientes con alergia al huevo, al igual que hay otros con alergia a la leche. No te desanimes, quien vende sabe que hay que recibir muchos “No” para obtener un “Sí”.

Vender, no es charlar con los clientes

Si después de todo el día en la calle, regresas con la cesta de huevos llena, sabrás más de futbol, de toros o de política, pero esa noche irremediablemente, te tocará cenar tortilla… No pierdas la perspectiva de que estás vendiendo, no haciendo amigos.

I Love el huevo

Si no crees en lo que vendes, será imposible que enamores al cliente con tu producto. La pasión, como en todo, es el motor de la venta.

Escucha al cliente, te lo está poniendo a huevo

Si no nos molestamos en escuchar al cliente, ¿cómo vamos a ofrecerle lo que realmente necesita? ¿Cómo sabremos si es mejor utilizar el argumento de los huevos fritos o de la tortilla?.

Tu producción no se mide por el número de clientes, sino por el volumen de ventas

Lo más importante no es conseguir vender toda la cesta de huevos, es haber trabajado para que con el mismo esfuerzo, al día siguiente, consigas vender dos cestas.

Invertir tiempo en la postventa, es una de las acciones comerciales más rentables.

Espero que haya sido capaz de mostrarte algunas técnicas de cómo vender un “huevo” en tu empresa.

“Si sigues estas recomendaciones, estoy seguro que VENDERAS UN … MUCHO.”

¿ Quieres estar informado de nuestras Novedades ?

También te podría interesar

Si te gustó el Post. Compártelo.

Pin It on Pinterest